Perfecto Herrera









lunes, 30 de marzo de 2015

REPTA POR TIERRA



Repta por tierra,
a su ras, una sierpe que pasa flexible
 e incontenible, por verde pradera,
                                                                  pendiente del sol.

Sólo calor,
energética fuerza de vida procura.
Por lo demás
–llamear de los árboles, luces del río,
                                                                vuelo de pájaros-
son diferentes matices inocuos
para su fe
                  concentrada en el astro de vida viviente.

Ah, soberana suprema de riscos y piedras;
de ti,
el que se dice que fue levantado
–proclaman los libros-
para existir
                 cual mayor entre todos los seres del orbe,
en la quietud de tu gesto
                                     debiera fijar su existencia.
Ir  continuando el error de pensar,
 impasible al presente,
únicamente lo efímero, es 
malgastar lo esencial
                                 de la existencia sagrada, penando,
                                                                                      y sin gloria ninguna.

Pobre del hombre
                            si vive y no muerde con ímpetu

                                                                           el mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada