Perfecto Herrera









jueves, 11 de junio de 2015

LLUVIAS

Lluvias
                            A Elvira Daudet

La lluvia lava el desconsuelo.
Lluvia amarga, translúcida,
dulce piel de cristal
resbalando sanante sobre las pupilas
abiertas e indolentes,
ensimismadas en recuerdos imprecisos.

¡Que llueva ahí,
que no conozca  el intervalo,
que perdure su paso cual perduran
las imágenes llenas de nostalgias!

¿Oíd que llueve lento?
¿Oíd su tableteo constante sobre el paisaje?
¿O es el latido rítmico del corazón?

Lluvia y recuerdos, agua y piedras
colmatan la mirada de dolorosa incompletud.

Silente, adolorida,

llovizna dentro y fuera en la mirada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada