Perfecto Herrera









jueves, 2 de julio de 2015

LOS IDUS DEL CUERPO






VI PREMIO DE POESÍA, RELATO CORTO Y MICRORRELATO ALCER (España)

Los idus del cuerpo

Hoy en que cabalga el caballo de la amargura,
las golondrinas son simientes de ébano en el porvenir.
Alguien destruyó sus nidos y yergue su palo contra el cielo,
donde el corazón aterido trata de limpiar
las diminutas escorias que salpican la tristeza.

¡Date fuego en las manos, azufre en los ojos,
levanta la glicinia sobre la columna
-pues la ha derribado el viento-,
viaja a lejanas tierras, solo y dolorido,
y que los metálicos rascacielos claven agujas
en tu sueño de versos y mandolinas!

Ya, amor mío, no espero recuperar
la cabeza cortada de la esperanza;
un feo barro se adhirió a las manos,
perdieron su brillo al ocultarse el día.
Vuelvo, pues, a deambular perdido,
entre escombros de hospitales amarillentos
donde comensales ahítos devoran las semillas.

Suenan instrumentos diminutos
en el instantáneo dolor de las mañanas
y conservan un sonido remoto de lunas sin salidas.
Vuelvo al hueco de los tragaluces
por donde mi amor sangrante
se vuelve ceniza, tempestad y miedo.

¡Que triste, amor mío, que nadie espere la vuelta
del lobo que lamió tu herida, del monstruo venenoso
que aherrojó su vida tentado por tus sierpes de tacón!
¿Triste y derrotado, para qué volver,
para qué contemplar que todo se ha ido?

Amargura de ver la cerrazón de los oídos,
de corazones fuertes, más insensibles
al cinabrio enfermo de mis venas,
a la imperiosa luz de vivir que me ilumina.

Como el amor que me ha faltado,
falta la generosa donación dadora de vida,
y empero, seguiremos cabalgando hacia el tiempo,
hacia el amor capaz de darse en carne y espíritu.

Si viene nuestra aciaga amiga a visitarme,
no consintáis abonar con mi corazón
la lobreguez del limo o del céfiro.
Sustánciese mi cuerpo en otras vidas
hasta la plena consumación de su existencia.

Si pese a todo, hemos de morir,
¡vivamos más allá de nosotros mismos¡
¡ en los demás, en otros¡


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada